CESTOS DE CENTRIFUGADO

Las piezas giratorias de las centrifugadoras se equipan con tejidos filtrantes de acero inoxidable, donde se produce la separación entre sólidos y líquidos. Los cestos de centrifugado se equipan con cordajes de repuesto de sustitución rápida de tejido de acero inoxidable o con medios montados de forma fija. INCOFILT ofrece para el equipamiento de los cestos los tejidos filtrantes correspondientes, las refacciones exactas para el montaje en el lugar de utilización y el reencordado de cestos. En el caso de los cuerpos de cribado cónicos fácilmente desmontables, este reencordado se puede realizar en nuestra fábrica. En instalaciones más grandes o complejas, nuestros instaladores realizan el trabajo en el lugar de utilización. Estos tejidos de alambre, gracias a su construcción, ofrecen una fuerte resistencia en el sentido del perímetro, garantizando así una larga vida útil. Nuestros tejidos están diseñado para soportar fuertes cargas mecánicas y unas tasas de retención muy finas. Todas las cribas de centrifugado se fabrican exactamente a la medida necesaria. Mediante las tecnologías de soldadura correspondientes, los bordes se aseguran de modo que los alambres del borde no se puedan caer. El grosor de filtro va desde los 14 µm absolutos hasta los 300 µm. Las cribas de centrifugado de INCOFILT se suministran como elementos abiertos o en formato cerrado. Los tejidos de soporte y drenaje están disponibles en acero inoxidable. Las cribas de centrifugado de acero inoxidable se utilizan en centrífugas continuas con rascador. Estas centrífugas se utilizan en las más diversas aplicaciones, como la deshidratación de escayolas, la industria alimentaria o aplicaciones farmacéuticas. Para las aplicaciones en la industria alimentaria o farmacéutica, los tejidos se limpian con ultrasonidos.

Image